Debido a algunos problemas, la temporada de verano este año ha finalizado bastante antes de lo normal. Si el año pasado todavía teníamos productos de verano (tomates, judías, calabacines,…) hasta entrado el mes de noviembre, este año la fecha se ha adelantado casi dos meses. Las causas han sido varias: este año se ha cultivado menos superficie, la planificación de la huerta no ha sido la mejor posible, se han probado nuevas variedades que no han dado resultado,…, aunque el factor más importante ha sido, sin duda, que no se ha dedicado todo el tiempo que hubiera sido necesario para atender la huerta. Este año no hemos tratado la huerta con extracto de ortiga, como sí hicimos el año pasado con muy buenos resultados. Tampoco hemos quitado las hiervas adventicias, con la consiguiente pérdida de vigor de las plantas cultivadas. Y no es que no hayamos tenido ganas de trabajar. Lo que ha ocurrido es que el tiempo que el año pasado dedicamos a esas tareas, este año se ha invertido en crear bancales (que más adelante os presentaremos).

Todo esto ha tenido como consecuencia que la cantidad y la calidad de los productos este año hayan sido inferiores al año pasado. Aún así muchos han seguido confiando en nosotros. A todos ellos queremos agradecerles su apoyo y confianza, sin las cuales nada de esto podría seguir adelante.

Debido a que son pocos los productos disponibles, el reparto de las cestas pasará a ser cada dos semanas. Todo lo demás seguirá siendo igual (forma de hacer los pedidos,…). Más adelante se irán agregando productos de invierno (coles, brócoli,…) por lo que la variedad aumentará.

Anuncios