No. No penséis que las Huertas del Abrilongo se han abandonado. En ningún caso. Es cierto que durante más de dos meses no ha habido ningún movimiento en el blog, lo que puede dar la sensación de que esto ha dejado de funcionar. No hemos pensado en ningún momento en abandonar este proyecto, a pesar de los reveses que se puedan producir.

El parón que se ha producido se ha debido a dos causas: Primero, la necesidad de un descanso, de desconectar un tiempo para coger fuerzas y seguir adelante. A pesar de que siempre se habla en el blog como si fueran varias las personas que están detrás de este proyecto, la realidad es que es sólo una persona la que se encarga de que esto funcione. Resulta una tarea agotadora, tanto física como mentalmente, que necesita de un descanso cada cierto tiempo. He querido publicar en el blog dando la sensación de que son muchas las personas detrás de esto, porque, en última instancia, es así. Ésto no hubiera podido seguir adelante sin la ayuda desinteresada ni los animos de una pequeña gran minoría de personas (Angiolina, María, Jose Diego, Jose Mari y Noelia, Cárceles, Charo, Joaquín, Sara, Jofrey, Beatriz,…), a las que nunca les estaré suficientemente agradecido.

Segundo, porque desde finales de Octubre, he estado cogiendo setas silvestres. Esta afición permitirá ingresar un dinero extra necesario para cubrir gastos de la finca.

Una vez cogidas fuerzas, y con la temporada de setas prácticamente finalizada, volveremos a manteneros informados de todas las novedades e incidentes que se vayan produciendo en las Huertas del Abrilongo.

Muchas gracias,

Javier

Anuncios