Este martes pasado recolectamos las primeras patatas del año. Además, son las primeras patatas que hemos plantado en bancales permanentes, y podemos decir que estamos contentos con la experiencia. El trabajo es superior que si se hace de forma convencional, ya que hay que poner y luego quitar el acolchado de paja, pero el cultivo se beneficia de todas las ventajas del bancal permanente. Y cultivarlo en bancal nos ha permitido además adelantar la recolección, ya que con el método de bancales es indiferente que suelo esté encharcado: puedes pasar perfectamente por los pasillos y plantar cuando quieras.

El 4 de marzo plantamos las patatas

El 4 de marzo plantamos las patatas

Este es el bancal dos meses y medio después de la siembra. Se puede apreciar el espeso acolchado de paja que tiene.

Primero retiramos el acolchado de paja, y aprovechamos para acolchar el bancal de al lado

La vida en los bancales es bastante abundante y variada: lombrices, escarabajos, arañas,..., y hasta una cría de salamandra

Cosecha de patatas

Destino final: la cooperativa de consumo de Badajoz

Anuncios