Normalmente el domingo nos tomamos el día libre en Las huertas del Abrilongo, pero hoy ha tocado trabajar. Hoy era un día ideal para sembrar cultivos de hoja, ya que la luna está en fase descendente, ésta pasa ante la constelación de escorpio (por lo que es un día de hoja), y se encuentra en fase de luna llena. Por ello hemos aprovechado para sembrar lechugas (de la variedad Batavia) y rúculas.

Apertura surco

En primer lugar se abre un surco de unos 2 cm de profundidad

Sembrando las lechugas

Sembrando las lechugas

Cubriendo las semillas

Cubriendo las semillas

Mientras que por la mañana hemos hecho labores de siembra, por la tarde hemos trasplantado plantas de albahaca púrpura. Desde el comienzo decidimos que mientras no se produjesen pérdidas importantes, los huecos dejados por las plantas que por cualquier motivo no agarrasen, serían aprovechados para plantar albahaca púrpura. Esta planta da un toque de color y de olor a la huerta que justifica ponerla en vez de reponer las plantas que no agarren.

Albahaca púrpura preparada para ser trasplantada

Albahaca púrpura preparada para ser trasplantada

Hoy, día de raíz según el calendario biodinámico, hemos aporcado las judías verdes. El aporcado consiste en cubrir con tierra la base de los tallos de muchos cultivos, tanto para blanquear su base, como en el caso de los puerros o los apios, o para que las raíces tengan más superficie en la que desarrollarse, como en el caso de los tomates y las judías.

Aporcando las judías

Aporcando las judías

Os mostramos a continuación un par de fotos de cómo está en la actualidad la huerta principal. Excepto las patatas, el resto de los cultivos se sembraron o transplantaron el mes pasado (siempre teniendo en cuenta el calendario biodinámico), por lo que aún faltan varias semanas para que el verde sea el color dominante. Poco a poco os iremos enseñando los distintos cultivos: las lechugas, acelgas, tomates, judías, pimientos, melones,…

huerta 4junio

huerta el 4 de junio

huerta 4junio02

huerta el 4 de junio

carro y azucenas

Azucenas en flor y carro descansando tras una vida de duro trabajo

Esta semana ha tocado arrancar los brotes florales de los ajos. Son unos tallos centrales en cuyo extremo portan la flor. Se trata de un trabajo sencillo, que consiste en agarrar el tallo y tirar suavemente de él para intentar arrancarlo desde su base sin romperlo, y sin dañar las raíces. Tras esta tarea sólo queda esperar dos o tres semanas para que los ajos estén listos para ser cosechados.

Y se trata de un trabajo que tiene recompensa, ya que con ello se obtienen unos brotes que suponen una uténtica delicatessen gastronómica, un auténtico regalo para todos los paladares, incluídos aquellos que no soportan el sabor del ajo. Nosotros los hemos probado en tortilla, aunque se pueden hacer de múltiples maneras: revueltos, en ensalada,… Sin duda se trata de un producto que no faltará en temporadas venideras en las huertas del Abrilongo.

Recogiendo los brotes florales

Recogiendo los brotes florales

Manojo de brotes

Manojo de brotes

tortilla brotes flores ajos

El resultado gastronomico final. Una tortilla de brotes de ajos. Toda una auténtica delicia

Os mostramos el estado actual de la huerta de los naranjos, en la que las patatas y los ajos están creciendo sin ninguna clase de problemas.

patatas y ajos en la huerta de los naranjos

patatas y ajos en la huerta de los naranjos

El pasado día 12 sembramos unas patatas entre las líneas de ajos, para aprovechar ese espacio. Todas las labores se efectuaron en día de raíz según el calendario biodinámico, el cual tenemos en cuenta para cualquier cosa que realizamos.

laboreo de la tierra con la mula mecánica

Primero removimos la tierra con la mula mecánica

A continuación esparcimos estiércol fresco y lo incorporamos en la tierra

A continuación esparcimos estiércol fresco y lo incorporamos en la tierra

Luego abrimos surcos a una distancia de medio metro y colocamos las patatas a unos 35 cm cada una, con los brotes hacia arriba. Finalmente tapamos los surcos y ya están listas hasta que llegue el momento de aporcarlas

Luego abrimos surcos a una distancia de medio metro y colocamos las patatas a unos 35 cm cada una, con los brotes hacia arriba. Finalmente tapamos los surcos y ya están listas hasta que llegue el momento de aporcarlas

Este domingo pasado acompañamos durante unos kilómetros a María y Markus Schlegel, que están viajando a través de Europa para protestar e informar sobre los transgénicos. Ha sido todo un orgullo para nosotros estar al lado de personas que son capaces de luchar por sus ideales.

Transcribimos a continuación el contenido de un folleto que explica lo que están haciendo:

Viajamos a través de Europa 8000 km. Con un carro tirado por dos caballos, desde el Lago de Constanza a través de Francia y a lo largo de la costa mediterránea española hasta la punta sur de Europa. Sigue la vuelta por Portugal, España, Francia, Bélgica, Holanda, pasando por Berlín de nuevo hacia el Lago de Constanza donde termina nuestra ruta.

Un largo viaje, no sólo para nosotros sino también para nuestros dos caballos “Irish cob”.

Sin embargo, no es un viaje de placer, tampoco un viaje de aventura vacacional a travñes del soleado sur. A lo largo de nuestra ruta visitamos a agricultores y pasamos la noche en nuestro carro en las granjas. En colaboración con renombradas organizaciones para el medioambiente e investigadores internacionalmente reconocidos enterarnos mejor de la situación actual de la Agricultura en Europa. En lo referente al cultivo industrial, a la producción biológica a la UE y la política agraria.

Especialemente en lo referente a la Técnica Genética.

Los alimentos son fundamente de nuestra vida. No por casualidad se dice “se es lo que se come”. ¿No vivimos hoy y aquí tiempos prodigiosos? Todo el año podemos comprar tomates frescos y crujientes pimientos en el supermercado. Las estanterías están siempre llenas, para comer hay más que suficiente. Realmente vivimos en tiempos prodigiosos.

Sin embargo, el precio que pagamos por ello es muy alto. Para poder ofrecer una gran gama de verduras y frutas por un módico precio todo el año los agricultores tienen que utilizar métodos de producción cada vez más refinados. La producción de alimentos se ha convertido en una técnica refinada de producción industrial, que abarca todos los campos de la cosecha, pasando por la lucha contra las plagas hasta la de cada una de las semillas.

Y sin esa industria sería inimaginable una forma tan intensa de agricultura. Para acelerar lo más rápida y económicamente posible la producción, son utilizados una gran cantidad de pesticidas y abonos artificiales. A costa de la calidad del agua y de nuestra salud.

Y un próximo paso será la transformación de la naturaleza.

Para ahorrar los costes de pesticida, las primeras generaciones de plantas transformadas genéticamente recibieron su propia licencia para la producción de veneno: un bacilo genético que se incorpora al genoma del maíz. Ciertamente el veneno producido por el así llamado Maíz-BT mataba también a las mariposas, pero debía ser absolutamente inofensivo para las personas.

Los nuevos productos que salen de los laboratorios de investigación van más allá. Genes de pez en fresas, genoma humano combinado con DNS de cerdo. La fantasía puede trabajar sin límites. Lamentablemente también la práctica puede ser ilimitada. Pues, lo que aquí suena como ciencia ficción hace tiempo que es realidad. Muchos de estos productos alimentarios llegan hoy, sin etiqueta de calificación, a nuestros platos: a un filete no se le ve si fue alimentado con maíz genéticamente transformado.

Y s esto sigue así como en los últimos aós, entonces no será necesario requerir la etiqueta en los productos genéticamente transformados: las plantas artificiales de los laboratorios químicos se habrán mezclado de tal forma con nuestras plantas naturales, entre otras vías a través de la polinización, que en el futuro nadie podrá decir con certeza si el desayuno viene o no del laboratorio.

Y así queda patentado. Las substancias en nuestras cocinas son un experimento de las grandes empresas químicas. “Se es lo que se come”. ¿Queremos ser así?

Cada paso que damos en dirección de alimentos deseñados por la técnica genética, no tiene vuelta posible. Una vez que a la naturaleza se le ha dado estas semillas se quedan en ella para siempre y siguen creciendo y multiplicándose.

Si queremos hacer algo en contra, entonces hoy, aquí y ahora. En nuestro viaje a través de Europa vamos a documentar la situación actual de la expansión de las plantas transformadas por técnica genetica. Tomaremos pruebas de los suelos y se las daremos a institutos científicos para su análisis. Así se constituirá un mapa de la técnica genética en Europa.

En muchas estaciones de nuestro recorrido contamos nuestras experiencias e intercambiamos información acerca de la situación actual de la tecnología genética con escolares, estudiantes, políticos, consumidores y agricultores.

Si queréis saber más podéis visitar su página web: Vita-activa

Carro

Carro

Fin al monopolio de las semillas

Fin al monopolio de las semillas

Caminando hacia Portalegre

Caminando hacia Portalegre

STOP OGM

STOP OGM

Bonty no se lo quiso perder

Bonty no se lo quiso perder

comienzo-semillero
Quitando la hierba

Nivelando la tierra y colocando piedras en los bordes
Nivelando la tierra y colocando piedras en los bordes
semillero-3
Ya se ha echado estiércol y tierra y se han colocado las varillas para sostener el plástico

Ya está finalizado el semillero
Ya está finalizado el semillero
Finalizada la siembra de cebollas
Finalizada la siembra de cebollas

Tras las constantes lluvias de este invierno, éste es el aspecto que presenta la huerta. Habrá que esperar a que deje de llover y se seque un poco antes de comenzar a preparar la huerta para los cultivos de verano.

huerta tras las lluvias

Huerta tras las constantes lluvias de este año

A pesar de los cuidados que Bonty le hizo a este cordero, éste no pudo sobrevivir tras haberse caído en la charca y haberse mojado.

Bonty lamiendo al cordero

Bonty lamiendo al cordero

Con las heladas tan fuertes que están cayendo esta semana, se hace imprescindible proteger los naranjos. Hemos optado por cubrir el suelo con paja, que evitará en cierta medida el enfriamiento del suelo y el daño a las raíces.

protegiendo los naranjos

protegiendo los naranjos

En estas fechas es posible disfrutar en las huertas del Abrilongo de imágenes tan bonitas como la que se recoge en la fotografía, tomada mientras los corderos descansaban después de toda una mañana correteando y saltando.

Disfrutando de un dia de sol

Disfrutando de un día de sol

Aunque quizás un poco tarde, durante esta semana hemos estado sembrando los ajos. Como reza el dicho popular “el ajo por natal, pico pardal”, por lo que lo ideal sería que por navidad estuvieran brotando.

Haciendo los surcos para sembrar los ajos

Haciendo los surcos para sembrar los ajos

Bonty vijilando los ajos

Bonty vigilando

Bienvenido a las huertas del Abrilongo